.

 

 

 


Historia de la Biblioteca

La Biblioteca del Congreso de la República de Colombia fue creada por la Ley 69 de 1973. Desde ese año funcionó en el antiguo Convento de Santa Clara, y algunos de sus fondos nunca pudieron ponerse al servicio del público por limitaciones de espacio y de recursos técnicos. Lleva el nombre de Luis Carlos Galán Sarmiento en homenaje a la memoria del ilustre hombre público.

Casa de la Candelaria


En el artículo noveno de la ley citada, se aprobó la creación de la Biblioteca del Congreso en los siguientes términos: "Créase la sección de Biblioteca del Congreso que además tendrá el carácter de Biblioteca Nacional Especializada. La Biblioteca organizará, para el servicio exclusivo del Congreso, un departamento de archivos y documentos y una oficina de referencias legislativas encargadas de suministrar a los Senadores y Representantes todas las informaciones, estudios y antecedentes de los asuntos a su consideración, así como la asistencia, asesoría y cooperación en la elaboración y preparación de los informes, ponencias, análisis y crítica encomendados a los miembros del Congreso durante el período de sesiones, o en el receso, si así lo solicitaren. Igualmente, suministrará a las Comisiones Constitucionales permanentes, y a las especiales, toda la cooperación y asesoría en el estudio de los asuntos a su consideración".

En 2004, acorde con el interés de varias mesas directivas del Parlamento, se ha llevado a feliz término un proyecto especial de reestructuración de la Biblioteca, mediante un convenio interadministrativo ejecutado por la Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina y la Universidad de Antioquia (Sistema de Bibliotecas y Escuela Interamericana de Bibliotecología).

Fueron las mesas directivas del Congreso presididas por los doctores Mario Uribe y Guillermo Gaviria Zapata, Luis Alfredo Ramos Botero y William Vélez Mesa, y Germán Vargas Lleras y Alonso Acosta Osío, respectivamente, quienes, durante varios periodos, manifestaron su preocupación por la reorganización de la Biblioteca del Congreso.

Su nueva sede, en la Casa de la Candelaria, es un valioso inmueble patrimonial cedido al Congreso por el Ministerio de Transporte, que, a principios del siglo XX, fue la sede del célebre Círculo Obrero fundado por el sacerdote José María Campoamor. Dicha Casa fue restaurada y adecuada físicamente, dotada con estanterías y mobiliario, con redes eléctricas y tecnológicas. Los fondos bibliográficos se encuentran clasificados e incluidos en una base de datos.